Declaración de COM.UN.A ante la votación del 23 de junio

. ::
23.Jun.13 :: General

Nuestra organización tiene como uno de sus principios fundamentales el impulso de la democracia directa por sobre la representativa.

Esto se basa en una confianza inquebrantable en nuestro pueblo y en el hecho de que en el seno del mismo se encuentran las ideas correctas.

No tememos a que el pueblo uruguayo se manifieste respecto al tema de la despenalización del aborto o sobre cualquier otro tema.

En ese sentido no nos oponemos a que el próximo 23 se habilite la realización de un referéndum donde el tema del aborto sea discutido por todos los sectores populares.

Lo que si nos importa es que este pequeño avance, que se cuenta entre los poquísimos que han tenido los intereses populares en el último período de gobierno frenteamplista, sea refrendado por el pueblo en las urnas.

Creemos que la acción de defensa de los derechos de la mujer debe centrarse no en el rechazo al referéndum sino en la denuncia de que sin esta ley las mujeres de los sectores mas explotados, los más pobres y marginados son las que mueren en abortos mal hechos, mientras que los médicos que atienden los abortos de las mujeres de altos ingresos se llenan los bolsillos y estos sectores sociales se esconden hipócritamente tras sus discursos moralistas. Así como también se debe denunciar el hecho de que aun con la vigencia de esta ley siguen siendo un gran número de mujeres de los sectores explotados las que siguen muriendo debido a la desinformación, la falta de asistencia, y a la hipocresía social.

Pero esta situación no debe separarse del hecho de que día tras día los hombres y mujeres de nuestro pueblo, ancianos y niños, mueren, al igual que se pierden muchos embarazo deseados, debido a la falta de médicos, nurses y materiales básicos de asistencia en los hospitales del Uruguay.

Estamos en la culminación de un proceso de desmantelamiento del Sistema de Salud pública del país para beneficiar a los empresarios médicos. Proceso que más allá de un mínimo avance como lo es la aprobación de una ley que despenalice el aborto, condena a los hijos de nuestro pueblo al sufrimiento y la muerte.

Estamos convencidos que nuestro pueblo entiende esta situación, porque la vive día a día, el desafío es ayudarlo a alcanzar las conclusiones necesarias a partir de ella.

Es por eso que repetimos: no tememos a ninguna consulta popular por lo cual no nos oponemos al referéndum ya que sabemos que nuestro pueblo sabrá hacer valer sus derechos.

Sin embargo, desde COMUNA defendemos que lo que debe someterse a consulta popular es la política de salud en su totalidad, así como la política educativa, la política económica, la política de seguridad. En definitiva estamos convencidos que todos los grandes temas que hacen a la vida del país deben ser decididos directamente por el pueblo y que los representantes elegidos para llevar adelante esas políticas rindan constantemente cuentas al mismo, no como ahora donde un puñado de corruptos administra el Estado en defensa de los intereses de la minoría de explotadores en contra de los intereses de las grandes mayorías.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google