Declaración de COM.UN.A: 2014, Gane quien gane pierde el pueblo. Votamos luchar!


Ha finalizado un año de duras luchas por parte de nuestro pueblo.
Trabajadores de la educación, de la salud, estatales de diferentes reparticiones, así como trabajadores privados de los más variados sectores fueron a la lucha, se movilizaron, pararon e incluso fueron a la huelga en algunos casos ante un gobierno y unas patronales que intentan cada vez con mayor fuerza hacer que la desaceleración actual de la economía, y la crisis económica que se avizora en el horizonte cercano y cuyos primeros síntomas ya se comienzan a sentir, la paguen una vez más los trabajadores.
También diferentes sectores se movilizaron en defensa de los recursos naturales, en contra de la Megaminería, en defensa de los DDHH pisoteados por el gobierno, etc.

El gobierno Frenteamplista ha demostrado una vez más que está dispuesto a todo para asegurar el mantenimiento y el aumento de las enormes ganancias que se han embolsado los explotadores tanto en tiempo de crisis como en tiempos de crecimiento.
Desde seguir generando todo tipo de beneficios legales a las multinacionales, como la Ley de Minería de Gran Porte, redactada con el nombre y el apellido de Aratiri, o el contrato leonino con el que se alzó la empresa Gas de Suez que construirá la planta regasificadora en Montevideo y a la cual el Estado uruguayo se compromete hasta a pagarle los impuestos que le cobre el Estado español, pasando por hacer todo tipo de manejos y negociados abiertamente ilegales como quedó demostrado con el caso PLUNA. Hasta reprimir abiertamente al pueblo, como en el suceso de los asesinatos y torturas perpetrados por la policía en los barrios populares, especialmente contra los jóvenes, y por las ejecuciones de presos en las cárceles; por la aprobación de la Ley de Faltas que otorga amplios poderes a la policía para reprimir aun mas violentamente; por la creciente militarización de la policía; por la persecución judicial de militantes sociales, sindicales y políticos como el caso de los siete compañeros procesados por manifestarse ante la SCJ por el traslado de la jueza Mota.

Finalizó el 2013 luego de duras luchas populares, que una vez mas contaron con el freno de la mayoría de las direcciones de las organizaciones sociales que trabajaron de todas las maneras posibles para evitar que la lucha creciera, para desdibujar y reducir al máximo las plataformas reivindicativas, defendiendo, en contra de los trabajadores y las masas explotadas, el programa del gobierno. Es decir, el programa del imperialismo, de la continua entrega de la riqueza del país al imperialismo, de la defensa a ultranza del capital extranjero aliado al gran capital nacional, de defensa y ampliación de los privilegios del puñado de explotadores que continúan dominando el país a través de los partidos que los representan tanto en el gobierno como en la oposición parlamentaria.

Una vez más las luchas de este 2013 dejaron como conclusión la necesidad de la construcción de una nueva dirección para el movimiento obrero y popular, una dirección que no solo impulse y potencie las luchas populares a partir de levantar un programa clasista, que rescate los elementos esenciales del programa histórico de liberación nacional y social de nuestro pueblo, sino que además rescate y practique la independencia de clase. Es decir la independencia de las organizaciones populares respecto a cualquier partido, luchando contra todos aquellos que colocan o pretenden colocar a las organizaciones populares como furgón de cola de su proyecto político.

El 2014, por su parte, inicia marcado por un nuevo enero de suba de tarifas de UTE, de OSE, combustibles, etc, haciendo que los ajustes salariales que se deban realizar a partir del 1 de enero desaparezcan comidos por la inflación antes de llegar al bolsillo del trabajador.

Comienza un nuevo año donde el centro del escenario político será la campaña electoral y donde la respuesta de los partidos políticos mayoritarios y de las direcciones sindicales sometidas a ellos, a todos los reclamos de los trabajadores, a todas las reivindicaciones populares, a todas las situaciones que el freno de la economía irá planteando, será la de esperar a octubre, la de votar a tal o cual candidato.

La realidad es que los explotados de nuestro país nada pueden esperar de octubre. Sea cual sea el ganador en las elecciones de este año el mantenimiento del programa de gobierno de la burguesía aliada al imperialismo está asegurado.
Como hemos denunciado una y otra vez, y fundamentando ampliamente en varias ocasiones, tanto el Frente Amplio, como el Partido Colorado y el Partido Nacional, únicos partidos con reales posibilidades de disputar la presidencia y que se repartirán toda representación significativa en el Parlamento, comparten el mismo programa, que se ha venido aplicando con pequeños matices por todos los gobiernos sin excepciones.

El programa de la burguesía aliada al imperialismo, de aseguramiento del pago de la deuda externa ante cualquier circunstancia, de aseguramiento de todo tipo de beneficios y subsidios a las multinacionales, de primarización y extranjerización de la economía, de flexibilización laboral, de defensa del capital en contra de los trabajadores, está en manos de quienes se disputan con alguna posibilidad todos los cargos en el futuro gobierno, tanto en el ejecutivo como en el parlamento.

Frente a esto, la defensa de un programa de soluciones populares lo asume un espacio de izquierda que comienza este 2014 más fragmentado y débil aún que en años anteriores, por lo que la tarea principal para las organizaciones y militantes de izquierda será en este año la de poner en pie todos los espacios de unidad para luchar por el programa que sean posibles.
Claro está que el fenómeno electoral, donde el espacio de izquierda no ha logrado articular una propuesta unitaria, no es el escenario más propicio para este tipo de planteos y sabemos que será un año de dificultades para poder generar espacios de lucha unificada.

Desde nuestra organización, como ya hemos declarado anteriormente, impulsaremos la opción de voto en blanco en defensa del programa histórico de liberación nacional y social de nuestro pueblo, y en ese marco impulsaremos todos los espacios de unidad de acción con otras organizaciones y militantes que estén dispuestos a ello.
Pero al mismo tiempo afirmamos que el 2014 no empieza en octubre y que durante todo el año la lucha popular no se detendrá, por más que seguramente las direcciones mayoritarias del movimiento obrero y popular tiendan a aislarla y aplastarla y ésta sin dudas surgirá.

Es así que al inicio mismo del año renovamos nuestro compromiso de acompañar todas las luchas populares donde los explotados continuaremos enfrentando al imperialismo y sus socios nacionales, en todas las formas posibles.

¡Porque nada hay que esperar de octubre, a luchar ahora y siempre por las reivindicaciones populares!
Porque gane quien gane en las elecciones pierde el pueblo
¡Votamos luchar!

COMUNA

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google