Editorial de Construyendo N°54

. ::
24.Abr.14 :: General

La Carestía de dispara, mientras el gobierno frenteamplista continua burlándose del pueblo



La inflación se ha disparado en los últimos meses, como consecuencia de la actual estructura económica de nuestro país y del conjunto de las políticas llevadas adelante por el gobierno.
En nuestro país los precios se forman en su gran mayoría a partir de las definiciones de las multinacionales que monopolizan los aspectos fundamentales de la economía, desde el sector primario, hasta los servicios, pasando por las importaciones y exportaciones.

Esto es permitido y estimulado por una política gubernamental que da carta blanca a estas empresas a que lleven adelante sus manejos sin ningún tipo de limitaciones.

Es así que ante la suba internacional de los precios de los productos alimenticios y de otros productos básicos como la energía, fenómeno que se mantiene desde hace años, a lo que se ha agregado últimamente la tendencia a la suba del precio del dolar, manifestado especialmente a partir de las devaluaciones de las monedas de Brasil y Argentina, las empresas que controlan los precios en nuestro país han disparado el aumento de los mismos, especialmente los de primera necesidad, para aumentar aún más sus margenes de ganancia. Todo esto al amparo de un gobierno que no solo tolera esta situación sino que la estimula y se encarga de justificarla ante la población.

Las cifras de la carestía

En febrero el aumento de IPC fue de1,66%. Las variaciones acumuladas fueron 4,14% en los dos primeros meses del 2014 y 9,82% si se consideraban los últimos 12 meses.

Sobre esto es interesante señalar lo siguiente. El gobierno fijo el ajuste de salarios con un porcentaje de aumento del IPC previsto para todo el 2014 de 5%, mientras que la realidad muestra que ya en los dos primeros meses del año el aumento del mismo ya casi alcanza ese valor, por lo que es claro que el mismo será ampliamente superado en los diez meses que restan, y por lo tanto es indiscutible que, aun quedándonos con las cifras del gobierno, durante lo que queda del año tendremos perdida de poder adquisitivo de los salarios cada vez mayor.

Pero no solo se debe analizar la variación de precios a partir del valor del IPC ya que este expresa un conjunto de productos muy amplios, desde los de primera necesidad hasta los de lujo.
Por eso es importante ver como varían en forma desagregada los precios de los elementos de consumo básico, que son precisamente los que realmente consumen los trabajadores con sus salarios.
Y en este sentido los números muestran claramente que son precisamente esos productos: alimentos, vivienda, salud, educación, transporte, los que experimentan los mayores aumentos, muy por encima del correspondiente al IPC. De hecho con los datos de los últimos 12 meses se puede ver claramente que los precios de estos productos básicos ya aumentaron muy por encima del famoso 10%, valor al cual el gobierno no deja que llegue la variación del IPC mediante todo tipo de manipulaciones. Alimentos y bebidas subieron 10,35%, educación 10,39%, salud 10,45%, vivienda 10,76%, transporte 11,74%.

Más aún, si miramos algunos productos en particular vemos que las subas que los mismos ya han experimentado en los dos primeros meses que del año son abismalmente superiores a los ajustes salariales.
Por ejemplo: en febrero el pollo entero subió 5,26%, las acelgas 6.41%, las lechugas 38,84%, los zapallitos 26,41%, los tomates 27,31%, las zanahorias 34,30%, las cebollas 31,05%, los morrones 15,52%, las papas 27,40%, los boniatos 10,68%, la yerba 3,54%, etc, etc.

Las medidas tomadas por el gobierno

Lo primero que hay que dejar claro es que el gobierno no ha tomado absolutamente ninguna medida para combatir la carestía, sino que se ha limitado a tomar medidas que le permitan manejar los números de la macroeconomía, tal cual se lo imponen los organismos imperialistas.

El “paquete” del gobierno consistió en primer lugar en exonerar de IVA los cargos fijos de UTE y Antel. En el caso de UTE la tarifa baja en $ 32,60, en $ 54 y en $ 61 según el contrato. En el caso de Antel, se rebaja en $ 36,40 en $ 56,60 y en $ 90,80, según el contrato, rebajas que solo son significativas en los grandes números del gobierno, ya que permiten rebajar algunas décimas el IPC, pero que de ninguna manera representan un alivio al bolsillo del trabajador ya que estamos hablando, entre los dos, de un descuento de menos de 70 pesos en la mayoría de los casos.
En segundo lugar el gobierno realizó acuerdos con supermercados para contener por 90 días las suba de precios para algunos productos seleccionados por tener una importante incidencia en el IPC, y una reestructuración del juego 5 de Oro que derivó en una baja en su precio de 33%.
Con ello, logró que la suba del Índice de Precios del Consumo (IPC) en marzo fuera de 0,58% respecto a febrero,. Así, la inflación en los últimos 12 meses bajó levemente de 9,82% en febrero a 9,73%. Sin estas medidas la inflación de marzo habría sido 0,91% y en 12 meses habría pasado el 10%, a 10,1%.
Como decíamos puro maquillaje de los números porque en los hechos, no solamente la carestía se sigue sintiendo en la vida cotidiana de cada familia trabajadora, sino porque, a pesar de estas medidas el aumento de precios en el primer trimestre del año es de 4,74%, el mayor para ese período desde 1997.
Además nuevamente en marzo se sigue dando que los precios que más suben, y con aumentos muchísimo mayores que el IPC, son los de los productos de primera necesidad, llegando a aumentos del doble del IPC en sectores tan sensibles como Alimentos y Bebidas no alcohólicas que subió 1,42%, y los precios de Transporte que aumentaron 1,38% en el ultimo mes.

El gobierno se burla del pueblo

En lo que ya es el colmo de la soberbia y el menosprecio a la inteligencia popular, el gobierno publicó además, a través del MEF una serie de “consejos” para que las familias moderen su “consumismo” y se reduzca la carestía.
Aquí los transcribimos:

Elabore un presupuesto mensual.
Incluya ingresos, gastos fijos y gastos eventuales. De esta forma sabrá con más exactitud cuanto puede gastar en las compras.
Planifique un menú semanal.
Además de ahorrarle el trabajo de pensar que concinar, le permite planificar las compras, y usar alimentos frescos de estación.
Haga una lista de los productos que necesita antes de ir a hacer las compras.
Útil para planificar mejor las compras de la semana y no gastar más de lo necesario.
No haga las compras con el estómago vacío
Cuando tiene hambre compra más de lo necesario en alimentos, especialmente aquellos ricos en grasas y calorías.
Vaya solo/a a hacer las compras
Esto prevendrá los antojos (especialmente de los niños, pero también de los adultos).
Compre frutas y verduras de estación, son más baratos y frescos.

O sea que la carestía, según el gobierno, no es culpa de la fijación de precios por parte de los monopolios, no es culpa de la especulación financiera, no es culpa del gobierno que permite la explotación de nuestro país de forma totalmente libre por parte del capital, sobe todo por parte del capital imperialista, no, la culpa sería de la gente que va a hacer las compras con los niños malenseñados, o de aquellos que van al almacén con hambre y se olvidan la lista de las compras.
Una burla imperdonable por parte del gobierno que el pueblo deberá encargarse de hacérselo pagar mediante su lucha.
En definitiva, la carestía sigue disparada y seguirá disminuyendo la ya escasa capacidad de consumo de los salarios, mientras que la única reacción del gobierno frenteamplista es el maquillaje de los grandes números, para seguir protegiendo los intereses de los capitalistas.
Por supuesto que la única esperanza de al menos frenar esta situación no viene del lado de las negociaciones por acuerdos de precios que impulsa la cúpula del PIT-CNT, ni por la espera del resultado electoral de octubre, sino que solo puede estar en la lucha popular para quebrar la política económica del gobierno.

————————————–
Publicado en CONSTRUYENDO N°54. Abril de 2014

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google