A 49 años de la caída en combate del comandante Ernesto “Che” Guevara . Tenemos que hacer la revolución. Declaración de la Coordinadora Guevarista Internacional

. ::
09.Oct.16 :: General



El 8 de octubre de 1967, se producía la captura del comandante Ernesto Che Guevara, por parte del ejército del Estado burgués de Bolivia, que al día siguiente procedía a ejecutarlo, siguiendo los mandatos que emanaban del imperio yanqui.

El Che llega a Bolivia, llevando a la práctica la consigna del internacionalismo proletario. Tenía claro que el triunfo de la revolución cubana, de la cual había participado como uno de sus líderes más destacados, debía convertirse en el disparador de la revolución en todo el continente, y de la lucha por la derrota definitiva del imperialismo.

El Che muere en Bolivia luchando por la derrota del imperialismo, por el triunfo de la revolución socialista en toda nuestra América y en el mundo.

Hoy, a 49 años de su caída en combate, su ejemplo permanece como guía para todos los explotados que continuamos dando la pelea, por la liberación definitiva de nuestros pueblos.

El ejemplo revolucionario del Comandante Che Guevara nos marca las tareas esenciales que, aquellos que pretendemos seguir su camino, debemos asumir cada día.

Construir la unidad para luchar entre los revolucionarios, superando toda frontera, para, a partir de la unidad regional, poder llevar la lucha revolucionaria a todas partes de nuestra América.

Luchar por la liberación de los pueblos frente al imperialismo. Liberación que solamente podrá venir de la mano de procesos que se planteen la construcción del socialismo y de una lucha que supere las fronteras nacionales. Liberación que solo es posible encarar mediante todos los métodos de lucha.

En esencia, el ejemplo del Che nos marca que la tarea esencial de las organizaciones, que pretendemos seguir el camino de la revolución socialista, es luchar cada día por generar las condiciones subjetivas para el desarrollo de esta lucha revolucionaria.

Hoy no es día para sentarse a rendir honores a un compañero caído en la lucha. Hoy, si realmente estamos dispuestos a seguir el ejemplo del Che, es un día para profundizar la lucha en todas las partes del mundo, por la liberación de nuestros pueblos, por la destrucción del imperialismo, por la revolución socialista.

Por eso, en las banderas que se levantan en cada movilización popular, en el espíritu de cada luchador en las calles de nuestras ciudades y en cada monte, selva, o montaña, de cualquiera de nuestros pueblos oprimidos, el Che está más vivo que nunca.

Compañero Ernesto Che Guevara ¡Presente!

En el camino del Che ¡tenemos que hacer la revolución!

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google