Declaración del Plenario de ComUnA

Al momento de realizarse este Plenario de COMUNA en Salto, la lucha de clases esta tan vigente como siempre. Los trabajadores de salud pública están en conflicto reclamando partidas salariales que el gobierno no ha pagado, los trabajadores de la educación están en conflicto ante el deterioro continuado de las condiciones de trabajo y siguen manteniendo la oposición a la nueva ley de educación que, tiende a privatizar la educación del pueblo, los trabajadores de COFE siguen reclamando el cumplimiento del convenio por parte del gobierno que lo ha violado negándoles el aumento correspondiente.



Miles de trabajadores están en seguro de paro y el desempleo aumenta, mientras los precios siguen subiendo, especialmente los de los productos de primera necesidad, haciendo que el propio gobierno reconozca que la inflación en los hogares pobres es mayor que en los de mayores ingresos.

La burguesía y el gobierno que representa sus intereses, están haciendo que desde ya la crisis la paguen los trabajadores y los sectores populares.

Mientras tanto, la dirigencia mayoritaria del movimiento obrero se embarca en la campaña electoral del Frente Amplio, aislando los conflictos y saliendo a la calle a defender este gobierno, atacando al neoliberalismo de Lacalle en los 90, pero callando vergonzosamente ante el neoliberalismo del gobierno Frenteamplista.

Sin embargo, aunque aisladas, las luchas no dejan de darse, ya que la porfiada realidad de la lucha de clases vale más que mil discursos de los conciliadores y los trabajadores ven disminuir día a día sus condiciones de vida lo que los lanza a luchar.

La política neoliberal y pro imperialista del gobierno continúa, Tabaré Vázquez recibe al asesino del pueblo colombiano Álvaro Uribe, Astori va a EEUU a presentar su propuesta de gobierno al mismo tiempo que Mujica anuncia que le dará a él todo el poder respecto a la política económica, buscando ganar el beneplácito del imperio. Mujica, poco después de las elecciones va a la bolsa de valores a anunciar que privatizará las empresas públicas y hace unos días anuncia que liberará a los presos mayores de 80 años, en particular a los militares, o sea que esta anunciando la liberación del Goyo Álvarez. Es que en determinados momentos, buscando el favor de la oligarquía, el Frente Amplio se coloca a la derecha de los Partidos tradicionales.

Sin embargo la campaña electoral plantea ante el pueblo una falsa polaridad, si bien aun no estamos en la parte más fuerte de la misma, ya que los distintos partidos del régimen están inmersos en los acuerdos para repartirse los cargos y las cuotas de poder que les tocaran luego de las elecciones.

El discurso de que si vuelve Lacalle, vuelve la derecha y que es preferible Mujica, aun con todo lo que ha hecho este gobierno, es nefasto para los trabajadores.

Es este un momento de ser sumamente claros y marcar que el Frente Amplio presenta al pueblo un proyecto neoliberal, tanto o mas que los que presentan los Partidos Tradicionales. El tema no es que si gana Lacalle vuelven los gobiernos del ajuste fiscal y la represión, el tema es que si gana Mujica también pasara exactamente lo mismo. El próximo gobierno, sea del Frente Amplio o de los Blancos será un gobierno de una gran coalición de partidos que defenderán los intereses de la oligarquía y el imperio en medio de una crisis que intentaran descargarla sobre el pueblo. Tanto si gana Mujica, como si gana Lacalle habrá ajuste fiscal y represión sobre los trabajadores y los sectores populares.

En este escenario la burguesía se esta preparando conscientemente para afrontar la crisis económica que se desatará inevitablemente en los próximos meses en nuestro país, mientras la dirigencia mayoritaria del movimiento obrero mantiene a la clase trabajadora engañada con falsas expectativas de mejoras en un próximo gobierno.

Es que el periodo actual que vivimos y que amplios sectores populares ya están sufriendo, señala recién el comienzo de la recesión que significa la etapa preliminar de la crisis. El gobierno miente cuando dice que lo peor ya pasó y que la economía comenzará a mejorar este año. Por el contrario, este año electoral ha significado un año de aumento enorme del endeudamiento y del déficit fiscal, por lo tanto luego de que termine la campaña el pueblo deberá pagarla con congelación salarial, desempleo, carestía, pobreza y miseria en los próximos meses.

Ante este panorama la izquierda consecuente sigue buscando los caminos que le permitan construir la unidad para pelear, tan necesaria para en este momento alertar a los trabajadores y al pueblo acerca de las mentiras del gobierno, de la falsa oposición Mujica-Lacalle, de la crisis económica que se viene y que pagara el pueblo si no resiste con todas sus fuerzas. Unidad que se hará cada vez más necesaria a medida que el deterioro de las condiciones de la economía genere una intensificación de las luchas y tanto los Blancos, como los Colorados y el Frente Amplio descarguen palo contra el pueblo, y especialmente contra los luchadores sociales y de izquierda, para defender a la oligarquía y el imperio.

Desde este Plenario de COMUNA, y en base a los principios que siempre hemos defendido: Creación de un sujeto político que trascienda a todos los grupos; Unidad sin exclusiones; Programa de liberación nacional y social; Rotación, rendición de cuentas y revocación; Compromiso de no votar al reformismo frenteamplista en la segunda vuelta; reiteramos nuestro llamado a todos los sectores de la izquierda consecuente a redoblar los esfuerzos en pos de generar esa unidad que ya se hace urgente.

Salto, Uruguay
9 de agosto de 2009

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google