Declaración sobre Haití

05.Feb.10 :: General

Ante la tragedia y desolación que sufre el pueblo haitiano, COMUNA considerando que:

Haití es un país sumergido en la pobreza e intervenido militarmente por el imperialismo de los EEUU, mediante su prolongación del Departamento de Estado, las Naciones Unidas. El Consejo de Seguridad en el 2004, aprobó el envío de 7.031 “cascos azules” y 2034 “policías”, apoyados por 488 funcionarios internacionales. Las tropas ocupantes de la “Misión de las naciones Unidas para la Estabilización de Haití” (Minustah) pertenecen a varios países latinoamericanos, donde las tropas de Uruguay y Brasil son las más numerosas.
Cinco años de invasión han sido para la estabilidad de la instalación de multinacionales, con el salario más bajo de toda Latinoamérica, fruto de un 80% de desocupación. La resistencia popular a la invasión imperialista es reprimida violentamente por los cascos azules con cientos de muertos, heridos y encarcelados.
La mitad de la población es analfabeta, el PBI más bajo de América Latina, las remesas de haitianos en el exterior representan el 40% del PBI, el 10% más rico se lleva el 47% del PBI, el 80% de la población vive con menos de un dólar diario, menos del 40% tiene acceso al agua potable, la tasa de mortalidad infantil la más alta de América Latina, ha caído la expectativa de vida a los niveles de África, 120 mil afectados de VIH, no existe recolección de basura y el 75% de las casas sin saneamiento, y estos datos son anteriores al actual terremoto.
Frente a esta situación, las catástrofes naturales como el actual terremoto, castigan doblemente a este sufrido pueblo, pues no hay ninguna previsión ni medida para evitar que estas catástrofes causen menos daño, como sí sucede en Cuba donde los huracanes han causado mucho menos muertos que en los países vecinos, debido a que se toman medidas preventivas.

Declara:

Su más profunda solidaridad con el pueblo haitiano ante el desastre ocurrido.
Rechazamos y condenamos la presencia de las tropas uruguayas enviadas por un gobierno autotitulado de izquierda, cómplice de la intervención imperialista.
Exigimos que el contingente militar se convierta en una fuerza de ayuda humanitaria, que los recursos presupuestados para la ocupación sean destinados a socorrer al pueblo haitiano y tras la emergencia de la situación, las tropas sean repatriadas, cesando la intervención y afrenta al pueblo hermano y sustituidas por brigadas sanitarias, educacionales y de reconstrucción de viviendas
Convocamos al pueblo oriental a una cruzada de solidaridad en apoyo del pueblo haitiano.
Convocamos a las organizaciones populares, políticas, sindicales y sociales para una movilización en medidas concretas de apoyo, fundamentalmente en el cometido de una solidaridad de clase.

COMISIONES UNITARIAS ANTIIMPERIALISTAS ARTIGUISTAS

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google