Declaración de COM.UN.A ante la agresión imperialista contra Libia

10.Sep.11 :: General

La agresión imperialista sobre Libia ha provocado la caída del gobierno de Kadafi y actualmente el país está en manos de varios grupos que integraron las fuerzas rebeldes, apoyados y dirigidos por los países imperialistas.

El gobierno de Estados Unidos, los gobiernos de los países europeos, así como la ONU son quienes están tomando las decisiones acerca del futuro de Libia.

La OTAN, continúa realizando bombardeos aéreos en Libia y el Consejo de Seguridad de la ONU discute en estos días el envío de tropas de ocupación al país.

Mientras tanto se realizó el 1 de setiembre la cumbre de los autodenominados “amigos de Libia”. Fue convocada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy y el primer ministro británico, David Cameron, participaron Estados Unidos, Italia, Alemania, Rusia, China, India y Brasil, entre otros.
Se trató del comienzo del reparto del botín de guerra entre las potencias imperialistas.
El petróleo, el gas, las reservas internacionales, y las obras de reconstrucción de infraestructura son los bocados más grandes a que aspiran echarle mano.
Las potencias occidentales, que tienen en su poder miles de millones de dólares de fondos del gobierno libio congelados por las sanciones impuestas a Khadafi, ya comenzarán a liberar de manera gradual parte de estos fondos para que sean administrados por el CNT (órgano que ha asumido funciones de gobierno provisional), por supuesto, de acuerdo a las políticas que ellas le impongan.
Por otro lado trascendió que el CNT ya le había garantizado a Sarkozy el 35% de la explotación petrolera para la francesa Total. Es “lógico” y “justo” que se beneficien prioritariamente quienes respaldaron desde el inicio al CNT, decía al respecto el ministro de relaciones exteriores francés, Alain Juppé. Por supuesto que esto es solo un ejemplo de lo que ocurrirá y que el resto de los países imperialistas aun tienen mucho que decir al respecto.
Pero, lo que sí es seguro, es que este conflicto que le costó al pueblo libio decenas de miles de muertos y la destrucción de buena parte de la infraestructura del país, constituye un festín para la rapiña imperialista, y que traerá aparejado mas pérdida de soberanía, mas sometimiento al imperialismo y más penurias para el pueblo.
Las justas movilizaciones y reclamos populares fueron aprovechadas por el imperialismo para hacer su movida, mediante la intervención militar directa y además mediante la financiación, entrenamiento y entrega de armamento a sectores pro imperialistas de la oposición al régimen de Kadafi (dictatorial, fondomonetarista, de enriquecimiento familiar y corrupción administrativa) mancillando el legítimo levantamiento de sectores del pueblo libio por las justas banderas de soberanía y libertades democráticas.
El imperialismo persiste en elegir el camino de la guerra contra los pueblos para salir de su crisis estructural, hoy las agresiones militares son por recursos energéticos, mañana lo serán por materias primas estratégicas, el agua o los alimentos. El imperialismo, enemigo de la humanidad, no deja otro camino que prepararse para enfrentarlo y la solidaridad militante con los que luchan.
Solamente los trabajadores y demás sectores populares de Libia tienen el derecho de elegir su destino, deponer y elegir sus gobiernos, por la paz o en guerra civil, y disponer de la soberanía de sus recursos.
Nada de esto ocurrirá de la mano de gobiernos títeres del imperialismo como el que se ha implantado en ese país.

FUERA EL IMPERIALISMO DE LIBIA
CESE DE LA AGRESION MILITAR DE LA OTAN
POR LA LIBRE AUTODETERMINACION DEL PUEBLO LIBIO

————–
COMUNA

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google